sábado, 12 de noviembre de 2011

Cuando Dios llega!!!...

Cuando Dios llega...sencillamente nada puede continuar igual!...Una transformación automática ocurre con su llegada!! No importa cual sea el tipo o tamaño del problema o circunstancia. Pues milagrosamente ha tocado a nuestra puerta "La solución".  El diagnostico medico pasa a un segundo lugar; La situación financiera cobra otro rumbo; El problema con el esposo y los hijos, se torna llevadero etc. No importa el problema de "carácter o de conducta que tengamos Dios comienza a almacenar en nosotros capacidades, que automáticamente enderezan lo torcido y conducen dichas circunstancia a un segundo plano!

Y hago uso de este termino: "Cuando Dios llega"... porque a pesar de que El es "Omnipresente", que esta en todo lugar, Pero en particular, El es un Dios de libre albeldrio. El no esta donde no le quieren, El no entra donde no le abren la puerta, y se se la abrimos espera a que le invitemos a entrar. El, es tan amoroso que no obliga a nadie a que le reciba; El nos permite la libre decisión de nosotros escoger, entre recibirle, o no recibirle, y aun así no le abramos, se va sumamente lleno de compasión, y con la viva esperanza de en que algún momento reconsideremos su compania.

Que confortante es poder saber que El esta ahí presto a socorrernos, no importa cual sea nuestra situación! El llega y lo cambia todo. El es soberano.  Sus pensamientos, no son nuestros pensamientos; El puede ver mas alla de lo que nosotros vemos, siempre sabrá que es lo mejor y mas conveniente para nosotros, porque El conoce el futuro y nosotros no! La clave esta en que El pueda ver que estamos en la total decisión de depender de El y de su guianza.

No importa lo que pueda estar amenazándonos! A pesar de cualquier circunstancia difícil que nos pueda rodear, Dios siempre esta presto a levantarnos y hacer mas ligera nuestra carga.

Job 11:13 y 17, Dice: "Que si disponemos en nuestro corazon, y extendieremos a El nuestras manos;
la vida nos sera mas clara, que el mediodia"

Pero no podemos olvidar que para que El llegue tenemos que poner a su disposición nuestra vida y abrirle nuestro corazón y "permitirle" que entre y more en nosotros día, con día, que hagamos de nuestro corazón su casa, su morada!!!

Cuando Dios llega... Torna todo un "profundo abismo de sentimientos oscuros y dolorosos",  en un solo hermoso sentimiento: Puro, Claro y Transparente:  "El AMOR"

Nada había sido jamas, ni sera mejor en nuestra vida, que "A partir del momento en que tomemos esta importante determinación"... "la de dejar entrar a Jesús a nuestra vida"!!!



Bendiciones Mil !!!!!!


Por: Lissandra Paredes